05 octubre, 2010

'The L Word', con L de vida

Creo que no voy muy desencaminado si digo que a día de hoy pocas series se nos escapan. Es tal la fiebre seriéfila que se ha asentado en Internet, que dificilmente alguna pasa desapercibida. Se podría decir que lo vemos absolutamente todo.


Por eso no deja de llamarme la atención que una serie de la calidad de 'The L Word' se deje ver tan poco por estos lares. Vale que acabó hace año y medio, pero es un dato menor. Hay series que tienen más de una década en sus espaldas y en mayor o menor medida siguen al pie del cañón. Así que vamos a comentar un poco esta desconocida serie.

Por desgracia, creo que esta es una de esas series que es juzgada nada más leer su sinopsis. Gran error, pero la gente sigue teniendo aún demasiados prejuicios. Admito que no esperaba mucho de esta serie, pero fue ver el piloto y quedar totalmente encandilado.

La serie, en términos muy generales, narra el día a día de un grupo de amigas lesbianas. Nada más. A partir de sus relaciones, problemas y variadas situaciones se teje una serie que combina a la perfección lo transgresor con lo intimista. Absténganse los puritanos, ya que 'The L Word' trata sin tapujos y con una maestría envidiable la pasión sexual, eso sí, consiguiendo que nada sea gratuito.

Durante sus cinco años de existencia, Showtime, casa también de dos series sobresalientes como 'Weeds' y 'Dexter', le dio acogida y un buen trato. Ahora más que nunca se agradece que el cable siga funcionando, teniendo en cuenta el pésimo nivel que hay en las cadenas generalistas.


Y es que en las cadenas de cable siguen contándote historias sin adornos ni florituras, y yendo al grano, sin miedo ni prejuicios. Para este que escribe, la serie la mantienen varios pilares, es un bloque sólido, aunque lo que sobresale por encima de todo son sus personajes, y por defecto, sus actrices.

Desde el primer instante te encuentras con personajes llamativos, carismáticos, reales. Empatizas pronto con ellos, y a fin de cuentas, eso es lo que hace que sigas adelante con una serie. Así que conforme te vas haciendo con ellos más tuya sientes la serie, hasta que ya le coges cariño a esas entrañables personas como Shane, Alice o Bette.

No puedo dejar de hablar de las actrices, otra de las cosas sobresalientes de la serie. Tengo clarísimo que gran parte del mérito es de ellas. El trabajo es absulutamente magistral, desde la primera hasta la última. Empezando por Jennifer Beals, pasando por la odiada Mia Kirshner (aunque a mí su personaje me parece fascinante) hasta llegar a la gran Katherine Moennig, dando vida a un personaje realmente inolvidable.


Para ir cerrando, comentar la inteligencia de los guiones, rebosantes de drama, humor, emoción, acidez y mucha mala leche. Ilene Chaiken (co-creadora, productora ejecutiva y guionista principal), de la que ya hablé en la entrada sobre guionistas, es la gran artífice de todo, escribiendo gran parte de los capítulos de la serie.

Vistas las tres primeras temporadas, sólo le pongo un pero a la serie: la marcha tan temprana de unas de las actrices de la serie, cuyo personaje era uno de los mejores alicientes de esta. Ayer me llevé una sorpresa cuando la vi aparecer en el primer capítulo de la cuarta temporada, aunque me temo que no será para mucho tiempo.


Así que, si aún no la has visto, recomiendo encarecidamente que le brindéis una oportunidad y os adentréis en este mundo cotidiano de pasiones, engaños, amistades y en general, de todo lo que nos rodea en esta vida.

3 comentarios:

  1. Muy buen resumen y artículo de la serie, Wade.
    Como se nota que es una serie de cable, pero cómo se nota. Yo ya estoy aburrida de los aburridos y chapados a la antigua de las cadena generalistas (y sí, estoy pensando en 'Lone Star'. Maldito cabron***...)

    ResponderEliminar
  2. Viva el cable!!. Aunque no le he hecho ninguna mirada todavía a esta serie, bueno.., mentira, se lo hice un día pero no pasé de 10 minutos, y no es que no quisiera, si no que no me dejaron. Por cierto, que mala leche tienes jodido con tu nueva encuesta.XD JAJAJA!!

    ResponderEliminar
  3. Amé el personaje de Mia Kirshner.

    ResponderEliminar